EEUU anuncia recompra de crudo para rellenar sus reservas

 

EEUU anunció la recompra de crudo para rellenar sus reservas estratégicas a partir de febrero

En octubre, Biden decidió vender 15 millones de barriles, después de que la alianza OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, decidiera reducir su bombeo en 2 millones de barriles diarios.

El Departamento de Energía de Estados Unidos anunció que comenzará a recomprar crudo para rellenar sus reservas estratégicas, que se encuentran su nivel más bajo desde 1984 después de la estrategia de ventas masivas de barriles para tratar de bajar el precio de la gasolina en el país.

La oficina dio plazo hasta el 28 de diciembre a las empresas que deseen participar en la recompra para presentar sus ofertas.

En total, Energía necesita unos 3 millones de barriles que sean entregados en febrero.

En octubre, la administración del presidente estadounidense, Joe Biden, anunció su intención de recomprar el petróleo que empezó a vender como estrategia para paliar los efectos en el precio de la gasolina de la invasión rusa de Ucrania, una vez que los precios volvieran a situarse entre 67 y 72 dólares por barril.

De esta forma, el Departamento de Energía podrá comprar los barriles para reforzar su reserva estratégica “a un precio menor a los 96 dólares de media por los que se vendieron”, dijo la oficina en un comunicado.

Los barriles se comprarán a precio fijo, de forma que la cantidad que sea acordada ahora no cambiará si las condiciones del mercado cambian de cara a febrero.

En marzo, el gobierno estadounidense anunció que vendería 180 millones de barriles de crudo procedentes de sus reservas estratégicas para tratar de bajar el precio medio del combustible, que alcanzó un récord de más de 5 dólares por galón en junio, espoleado por la guerra en Ucrania.

En octubre, Biden decidió vender 15 millones de barriles de las reservas estratégicas (los últimos de los 180 millones prometidos), después de que la alianza OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, decidiera reducir su bombeo en 2 millones de barriles diarios (mbd), su mayor recorte de la oferta petrolera desde mayo de 2020.

Desde entonces, los precios se han moderado bastante en el país, aunque algunos representantes republicanos acusaron al demócrata de utilizar las reservas estratégicas de crudo con fines políticos por la proximidad de las elecciones de medio mandato de noviembre.

Liderada por Arabia Saudí, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) entrará en 2023 con su oferta de crudo reducida fuertemente, gracias a un acuerdo que regirá todo el año.

La OPEP reafirmó y extendió en 2022 su alianza con Rusia para defender los precios del petróleo, dando la espalda a Estados Unidos, aunque siempre con los ojos puestos en China.

El recorte en 2 millones de barriles diarios (mbd) anunciado en octubre desató la ira de los consumidores, pues supone la retirada de un volumen equivalente al 2 % del consumo mundial de “oro negro” en medio de la actual crisis económica y energética.

Junto a esa polémica decisión, la OPEP se comprometió además a extender por un año, hasta fines de 2023, su cooperación con Rusia y otros nueve productores de crudo.

El recorte del bombeo de la alianza OPEP+ cayó mal sobre todo en Washington, ya que el presidente Joe Biden viajó en julio a Arabia Saudí justo para pedir lo contrario: aumentar la oferta para bajar los precios de la gasolina y frenar así la galopante inflación.

La reducción entró en vigor un mes antes de que la Unión Europea (UE) comenzara a aplicar su embargo al petróleo ruso que le obliga a buscar febrilmente fuentes alternativas. EEUU EEUU EEUU EEUU EEUU EEUU 

Con información de EFE foto REUTERS